Que es Prosperidad Integral

Estimado/a Amigo/a,
Quiero empezar a compartir contigo en este blog definiendo que es prosperidad integral.
Desde mi punto de vista, siento a la prosperidad integral como la suma de tres elementos: salud + amor + dinero. Y cada uno de estos elementos conforma un flujo continuo y constante de energía.
 
 El amor es energía, la fuerza que nos mueve. La salud, es el estado en el que nuestra energía fluye libremente alimentando nuestras células.
El dinero es la energía materializada de nuestros pensamientos.
 Para alcanzar prosperidad integral es necesario que mantengamos el flujo de energía continuo y constante; es decir, que mantengamos un balance entre el amor, la salud y el dinero.
Para sentir este balance es necesario caminar sobre cuatro pilares: el autoconocimiento, la inteligencia social, la formación financiera y la aplicación del marketing de impacto.
Cuando tú empiezas a ver en tu interior, a conocerte a ti mismo, puedes determinar tu identidad (quién eres) y descubrir el propósito de tu vida, que es el descubrimiento más trascendental que puedes tener durante tu existencia, ya que con ello, vas a poder trazar tu proyecto de vida y saber ciertamente hacia dónde vas, qué es lo que realmente quieres.
Al mirar hacia dentro de ti mism@ podrás también descubrir tus fortalezas, debilidades, necesidades, así como también descubrir tu paradigma mental, tu cosmovisión, tu manera de pensar, con el propósito de enriquecerlo o reestructurarlo –según el caso– para  que tu mente genere los pensamientos que necesitas para prosperar y ser feliz.
Adicionalmente, al ver en tu interior y conocerte a ti mismo, puedes conocer a los demás. Puedes conocer cómo piensan, sienten, actúan, reaccionan las personas de tu entorno; con lo cual puedes sentir que las comprendes mejor, y, con ello, desarrollar relaciones armoniosas y duraderas.
Podrás también descubrir sus debilidades y necesidades, las cuales te pueden servir de base para crear activos utilizando tus habilidades y cumpliendo tu propósito de vida.
Luego, poniendo en funcionamiento un sistema generador de ingresos y aplicando estrategias de marketing para satisfacer a la mayor cantidad de personas con el activo creado, podrás crear la realidad financiera que anhelas, con lo cual, créeme, te sentirás autorealizado y feliz. ¿Te lo imaginas?
Cuando tú logras suplir las necesidades de las personas, dando lo mejor de ti, haciendo sentir tu amor a los demás, los demás te dan amor, lo cual se ve materializado por el dinero obtenido de las compras que ellas realizan. ¿Resuena esto como cánticos celestiales en tus oídos? En verdad te digo que esa es la mejor manera de alcanzar prosperidad económica hoy en día.
 
Ahora bien, permíteme decirte que esto es un proceso que se va dando a medida que empiezas a caminar por los cuatro pilares de la prosperidad, por lo que no es algo que se obtiene de un día para otro. Sin embargo, es algo alcanzable.
De hecho, ser prósperos y felices es nuestro derecho. Dar los pasos que nos conducen a la prosperidad y felicidad es nuestra responsabilidad. ¿Estás list@ para darlos?
 
¿Te imaginas cómo cambiaría tu vida teniendo amor, salud y dinero, alcanzando la prosperidad integral que tanto anhelas?
 
Descarga el minicurso “Aprendiendo A Ser Próspero” que te revela el conocimiento que necesitas para alcanzar prosperidad el día de hoy. Descárgalo desde este enlace.
A tu servicio siempre,
Fortuna.

Leer Más

Formación Financiera y Prosperidad

educacion, formacion, financiera, inteligencia, libertad, dinero
La educación o formación financiera es uno de los conocimientos que hoy en día necesitamos para alcanzar prosperidad.
Cuando te educas financieramente puedes incrementar tu inteligencia financiera. Incrementar tu inteligencia financiera te permite básicamente desarrollar habilidades para hacer más dinero, protegerlo y utilizarlo sabiamente para multiplicarlo.
La educación o formación financiera te permite conocer las leyes del dinero, los diferentes tipos de ingreso y vehículos financieros que puedes utilizar para generar los ingresos que quieres, cómo manejar sabiamente tu dinero (gastarlo e invertirlo), cómo poner a tu dinero a trabajar para ti, cómo crear activos que te produzcan ganancias, cómo alcanzar libertad financiera y tener el estilo de vida que anhelas, etc.
Para alcanzar prosperidad hoy en día es imprescindible que te eduques financieramente y crear una sana relación con tu dinero y tomar una sabia decisión con respecto a él. Perdemos muchas oportunidades cuando no tenemos la educación financiera adecuada.
Muchas personas piensan que la educación o formación financiera es tema de los que se especializan en finanzas. Yo te pregunto, ¿No eres acaso tú un financista? Si no lo fueras, entonces ¿Para qué quieres obtener dinero? Todos los que administran dinero son financistas. Algunos lo son a mayor escala; otros, a menor.
La realidad es que la mayoría de la población carece de educación financiera. Lamentablemente, este es un tema que no se enseña en las escuelas suficientemente. Esa es la razón por la que muchas personas desconocen los diversos tipos de generar ingresos, y muchas veces, debido a esta ignorancia, se esclavizan en un trabajo que detestan su vida entera.
Asimismo, debido a esta ignorancia financiera la mayoria de la poblacion trabaja para enriquecer a un  jefe, del gobierno… o del banco, debido a esta ignorancia financiera.
¿En qué consiste la educación financiera?
La educación financiera consiste en aprender qué pone dinero en nuestro bolsillo y qué nos lo saca, y cómo podemos lograr que se incrementen los ingresos y se disminuyan los gastos inútiles.
De la misma forma, la educación financiera nos enseña cómo gastar e invertir sabiamente el dinero que obtenemos.
Para alcanzar prosperidad es necesario aprender a gastar el dinero útilmente, así como también aprender a invertirlo para que se multiplique.
Muchas personas tienen la idea equivocada que invertir es riesgoso, y deciden “ahorrar”. Hoy en día, lo más riesgoso es ahorrar y no invertir, debido a la devaluación del dólar.
Pocos entienden que al poner su dinero en el banco en ahorros, están perdiendo dinero porque cada día que pasa su dinero pierde valor.
El dólar ya no tiene el valor que tenía años atrás, cuando valía en equivalente a oro. Ahora es solo una moneda en circulación qué está en devaluación.
Lo ilustraré con un ejemplo. Supongamos que colcas mil dólares en una cuenta de ahorros en este mes. Con esos mil dólares tú puedes adquirir una vaca. Dentro de cinco años (o cualquier otro tiempo) tú sigues teniendo esos mismos mil dólares porque lo que recibes de interés es bajísimo, pero ahora solo puedes comprar media vaca.
Tú has ahorrado tu dinero. La pregunta es, ¿has ganado o has perdido?
Es obvio que has perdido debido a la devaluación del dólar. Pero, hay algo más. El banco sí ha ganado más dinero. ¿Por qué? Porque utilizo tu dinero para hacer inversiones que le generan más dinero.
Al invertir, el dinero aumenta de valor, hay ganancia.
Asimismo, muchas personas confían su dinero a algunos consejeros financistas que nunca han invertido ni han desarrollado habilidades para hacer o multiplicar su dinero. ¿Crees que esto tiene sentido? ¿Confiar tu jubilación a alguien que nunca ha sabido usar su dinero sabiamente?
 
¿No crees que sería mejor que tú mismo aprendas a manejar tu dinero?
 
Esa es la razón por la que se necesita la educación o formación financiera.
 
Es muy triste ver cómo personas que han puesto todo su dinero en ahorros en el banco hace tiempo atrás, hoy en día estén padeciendo financieramente.
 
Te invito a visitar mi blog frecuentemente en donde publicaré artículos sobre formación financiera que te permitirá incrementar tu inteligencia financiera.

 

 
Asimismo, te invito a interactuar conmigo dejando tus comentarios que gustosa los responderé.
 
A tu servicio siempre,
 

Leer Más

‎¿Por Qué Necesitas Ser Rico?‎

¿Alguna vez te has preguntado por qué debes ser rico?‎

Se que muchas personas le huyen a la riqueza debido a creencias o prejuicios que considero inoportunos, ya que adquirir riqueza es algo inherente al hombre, y está en su interior, no en su exterior.

Lamentablemente, la mayoría de las personas buscan la riqueza fuera de sí. La buscan en el lugar equivocado.

Cada persona tiene un concepto diferente de riqueza. Si le preguntaras a un medico que es riqueza, seguramente te responderia “tener muchos pacientes para poder comprar una casa grande y bonita”. Si le preguntaras a un nino huerfano que es la riqueza, seguramente te diria “poder tener a mi mama, mi papa, mis hermanos, mi familia”…

Para mi la riqueza no es más que la expresión física de nuestra capacidad creadora y emprendedora canalizada por nuestro discernimiento y libre albedrío, y potencializada por nuestra dedicación y esfuerzo (energía).

Nuestro mundo exterior es el reflejo de nuestro mundo interior. Somos lo que pensamos, sentimos y actuamos. Si aun no has obtenido riqueza es porque en tu interior hay una oposición a obtenerla.

Obtener riqueza, por tanto, demanda un cambio interno. Un cambio en nuestros pensamientos, sentimientos y acciones.

Cuando empezamos a pensar ‘de cierto modo’, como diría Wallace Wattles, entonces empezamos a sentir también de cierto modo y eso nos lleva a actuar de cierto modo.

Empezamos un proceso de cambio y de transformación.

Para cambiar necesitamos primero conocer. Por eso se hace imperante conocer los pensamientos que nuestra mente alberga. Luego eliminarlos, y, en su lugar, colocar pensamientos nuevos, de riqueza, de prosperidad, de éxito.

Este proceso nos engrandece. Nos hace crecer interiormente. Nos hace despertar a ese genio interno que todos tenemos y que es el que cumple todos nuestros deseos. Es un trabajo de DIA a DIA, de instante a instante. Necesitas tener mucha voluntad y estar enfocado siempre. Estar en auto observación.

Este proceso te ayudará a autodescubrirte, a autoconocerte. Te ayudará a saber quien eres y cual es el propósito de tu vida. Te ayudará a obtener riqueza.

La riqueza no es, como puedes ver, la acumulación de dinero. Va más allá de eso. El dinero es importante pero no es ni lo más ni lo único importante. Obtener riqueza, significa, entre otras cosas, obtener dinero. Pero el hecho de obtener dinero solamente no te hace rico.

Existen personas que tienen mucho dinero y son muy pobres. La riqueza está en un plano diferente al del dinero. La riqueza te da la capacidad de lograr libertad financiera a través del desarrollo de tus capacidades y adquisición de destrezas y habilidades. La mera acumulación u obtención de dinero no te da libertad financiera. Obtener riqueza significa obtener libertad en todos los sentidos.

Ser ricos nos ayuda a desarrollar nuestro SER. Nos permite HACER lo que tenemos que hacer y, por consiguiente, nos da el TENER lo que merecemos por nuestro trabajo.

Recuerda, tenemos el derecho a ser ricos y felices. Y también tenemos el deber de serlo. Por eso debemos esforzarnos para gozar de ese derecho.

Una persona rica es aquella que en su interior ha desarrollado talentos, virtudes. Es aquella que ha ‘despertado’ y cuya visión se ha ampliado y va mas allá de lo que sus ‘ojos ven’. Es aquella quien ha elevado su espíritu.

El ser rico implica un autoconocimiento que te permitirá conocer a los demás. Esto te ayudará a multiplicar tu tiempo, tu esfuerzo y tu dinero de manera efectiva y eficiente.

Convertirte en una persona rica debe ser tu objetivo si quieres alcanzar la libertad financiera y prosperidad en tu vida. Te expandirás y atraerás la prosperidad hacia ti. Podrás DAR y, por lo tanto, RECIBIR.

Tú atraes lo que expandes. Y tu expansión empieza desde lo mas mínimo de tu ser. Empieza en tus células, en tus genes. Si tienes riqueza en tu interior, eso expandirás y eso es lo que habrá en tu exterior. Esa es la razón por la que debes convertirte en una persona rica. Atraeras riqueza.

Por otro lado, cuando aprendes a poner el dinero en tu mente, te liberas de él, dejas de ser su esclavo. ¿Qué significa poner al dinero en nuestra mente? Significa poner a trabajar a tu dinero para tí. ¿Cómo se logra esto? Sencillo. Cumpliendo con el ciclo de la prosperidad que veremos en el siguiente post.

“No midas tu riqueza por el dinero que tienes, mide tu riqueza por aquellas cosas que no cambiarías por dinero”.

A tu servicio iempre,

Fortuna Alcocer.
Directora de Escuela de Prosperidad Shri Sama

Leer Más

¿Como es Tu Relación con el Dinero?‎

La mayoría de las personas anhelan tener una vida placentera y se esmeran en conseguir dinero para lograrlo. Sin embargo; son pocas las que obtienen este resultado, debido a que no mantienen una buena relación con el dinero.

¿Qué piensas del dinero? ¿Cómo lo usas cada vez que llega a tu casa? ¿Cómo lo ganas? En esta ocasión quiero compartir contigo lo que he aprendido y vengo realizando en los últimos años. Veamos.

La concepción que tienes del dinero es importante para definir tu relación con él. Muchas personas tienen una concepción negativa del dinero, e incluso piensan que son poco merecedoras de él o que no lo necesitan.

El dinero no es bueno ni malo, simplemente es importante en la forma en que es importante nuestra ropa, nuestra educación, nuestra vivienda. Si bien el dinero no es la felicidad en sí misma, nos permite obtener lo que necesitamos para vivir cómoda y placenteramente; para educar a nuestros hijos, para ayudar a nuestros seres queridos, para ayudar a personas menos afortunadas, para irnos de vacaciones, para pagar los servicios que requerimos, etc. La existencia del dinero en un hogar da seguridad a sus miembros. De hecho, tener dinero nos da tranquilidad, y eso contribuye a nuestra felicidad.

Hay personas que dicen: “a mí no me interesa el dinero”. Pero yo creo que quienes dicen eso dicen otras mentiras también. Porque yo estoy segura que si a esas personas se les ofreciera un aumento de sueldo, lo aceptarían. Ninguna diría: “no, no, muchas gracias, no lo quiero; mejor déselo a otra persona”. Aunque lo aceptaran para ayudar a los pobres, sí aceptarían el aumento.

Por supuesto que es necesario mantener la postura. El dinero es un sirviente. Nada más. Una herramienta con la cual podemos vivir mejor, asegurar nuestro presente y tener un futuro más prometedor. Por tanto, nos es útil considerarlo como un amigo que llega a nuestro hogar a servirnos.

Si tienes pensamientos negativos sobre él te recomiendo empezar a cambiarlos, de lo contrario él nunca hará amistad contigo, y difícilmente llegará a tu hogar.

Ahora bien, una vez que el dinero se ha convertido en tu amigo y llega a tu hogar, ¿Qué haces con él? Para mantener una buena relación con el dinero, además de tener un concepto positivo acerca de él, es necesario aprender a “tratarlo” como tratas a tu mejor amigo.

Como ilustración, imaginemos que quieres hacer amistad con Fernando. Quieres que él sea uno de tus mejores amigos, y que la amistad que formen sea franca y duradera. Tienes una valoración positiva sobre él y piensas que su compañía te favorecerá o te hará sentir bien y que tienen cosas en común que pueden compartir, como por ejemplo, tomar una clase, irse de vacaciones, llevar a los niños a un festival, etc.

Lo interesante del caso es que cuando Fernando llega a tu casa lo atiendes con mucho esmero, deseas que se quede el mayor tiempo posible porque disfrutas de su compañía.

Ahora, permíteme preguntarte. ¿Haces lo mismo con tu amigo dinero? ¿Disfrutas de su compañía? O, ¿una vez que llega a tu casa te deshaces de él rápidamente? ¿Lo distribuyes inmediatamente pagando a todos tus acreedores? Es necesario pagar nuestras cuentas. Sin embargo, más necesario aun es saber retener al dinero con nosotros. Al fin y al cabo, está en juego nuestro presente y nuestro futuro.

La manera más simple de retenerlo es pagándote a ti mismo primero. Al pagarte a ti mismo, dejas una parte del dinero que ganas contigo mismo y disfrutas de su presencia. Luego, puedes usar ese dinero sabiamente para que te produzca más dinero o usarlo en alguna buena oportunidad que se te presente; e incluso, si la situación lo amerita, puedes usarlo en caso de emergencia.

Según el experto financiero, Robert Kiyosaki, lo que cuenta no es cuanto ganas, sino con cuánto dinero te quedas y qué haces con él. Mientras que las personas pobres pagan a los demás primero y luego se quedan en déficit y tienen que trabajar duro nuevamente para obtener más dinero, las personas ricas se pagan a sí mismas primero, logrando crear un superávit, invierten ese dinero para que les produzca más dinero.

Ahora que hablamos de pagarnos a nosotros mismos primero para crear un superávit y tener dinero para invertir, es necesario tener en cuenta en qué y cómo manejamos nuestra inversión.

Es necesario saber que existen varias maneras de generar ingresos, algunos requieren de nuestra presencia física; otros, no. Cuando generamos ingresos con presencia física, intercambiamos tiempo por dinero, por esa razón es que si queremos más dinero tenemos que invertir más de nuestro tiempo. Cuando generamos ingresos sin nuestra presencia física, podemos alcanzar libertad financiera. Es decir, generamos suficiente dinero para cubrir nuestros gastos y gustos, y tenemos tiempo libre para hacer lo que queramos.

Como ves, mantener una buena relación con el dinero nos permite obtenerlo inteligentemente, mantenerlo y multiplicarlo, y con ello lograr una vida placentera y prosperidad. ¿Te atreves?

A tu servicio siempre,

Fortuna Alcocer.

 

Leer Más