Prosperidad: Un Camino a Elegir!

Estimado/a Amigo/a,

El Universo es bipolar; es decir, tiene dos polos: positivo y negativo, blanco y negro, femenino y masculino, arriba y abajo, derecha e izquierda, bueno y malo, riqueza y pobreza, amor y odio, abundancia y escasez, prosperidad y miseria, etc.

Ambos polos conviven y se alimentan entre si. El uno no vive sin el otro.

Los seres humanos como proyección divina del universo, hemos sido creados para convivir entre estos dos polos. Aprender a lograr el equilibrio y ponernos en el punto medio es nuestra tarea. Para eso hemos sido dotados de discernimiento y libre albedrío para decidir por nosotros mismos en que lugar posicionarnos.

Tal es así, que elegimos ser pobres o ser ricos, ser activos o pasivos, ser empleados o empleadores…

A pesar de tener la libertad de escoger nuestro camino, muchas veces, somos inducidos por nuestro entorno, sea este nuestra familia, sociedad y/o circunstancias, a seguir lo que la mayoría sigue, a pensar lo que la mayoría piensa, y a hacer lo que la mayoría hace, sin considerar reflexivamente si esto nos conducirá a lograr nuestro bienestar, a conseguir nuestra felicidad y satisfacción o autorrealización personal.

Desde este punto de vista, somos criados y educados a seguir ciertos patrones pre-establecidos. Desde niños se nos inculca a ser ‘seguidores’. Muy pocas veces somos instados a desarrollar nuestros talentos de ingenio y creatividad, quedando estos dormidos muy en el fondo de nuestro inconsciente.

Muchas veces, cuando tratamos de manifestar destellos de emprendimiento somos mal o no comprendidos y hasta desanimados de continuar.

Poco a poco, empezamos a formar parte de la multitud de ‘perseguidores’ de dinero que inunda nuestro planeta.

Adquirimos la mentalidad de ‘lograr un trabajo seguro’ para poder generar ingresos seguros cada semana o cada mes, razón por la cual invertimos años de nuestra vida en cursos de especialización, lo cual aparentemente nos colocaría en una mejor posición y nos permitiría tener una mejor situación financiera.

Lamentablemente, y digo lamentablemente, la obtención de dinero se convierte en nuestra obsesión y aplaca todo indicio de autorrealización personal, pues el deseo de ganar dinero nos convierte en ‘esclavos’ y nos hace olvidar completamente la misión en nuestra existencia. Colocamos el dinero en nuestro corazón y nos convertimos en su esclavo.

Nos convertimos en ‘perseguidores’ del dinero y nos cerramos toda oportunidad de atraer el dinero hacia nosotros.

Hemos sido creados para cumplir una misión, la cual, la mayoría de las veces, por estar esclavizados, no logramos definir ni cumplir. No somos capaces de establecer metas que nos permitan cumplir con ese propósito. Por lo general, estamos tan ocupados en ayudar a enriquecer a otro(s) que no tenemos tiempo para descubrir nuestra propia riqueza.

Como consecuencia de una vida de ‘esclavitud’ logramos que la pobreza se convierta en nuestra mejor aliada. Sufrimos y, muchas veces, morimos en ese sufrimiento. Otras veces queremos escapar pero no conocemos el camino.

Lo peor de todo es que nos volvemos ciegos, no porque no veamos o no podamos ver, sino porque NO QUEREMOS VER. El camino esta frente a nosotros. Todos los días se abren nuevos caminos, pero no somos capaces de dar un paso. Tenemos miedo… y la oportunidad de liberarnos se vuelve nula.

Nuestra mente ha sido encasillada y no nos permite movernos fuera de la posición en la que hemos ido posicionándonos y en la que nos sentimos cómodos. El temor, la incertidumbre hacia lo desconocido nos paraliza y evita toda chance de escapar de la esclavitud y de alcanzar prosperidad.

Necesitamos romper las cadenas de la esclavitud, las cuales, por lo general, se encuentran en nuestro paradigma mental. Una vez rota esa cadena, podremos empezar a caminar hacia la prosperidad…

Como parte integrante de un universo abundante y poderoso, hemos nacido para ser prósperos y felices. Sin embargo, debemos primero romper ese círculo vicioso en el que hemos sido inmersos desde niños y de forma gratuita, y que solo nos conduce a la insatisfacción y miseria.

Ser prósperos es nuestro derecho. Aprendamos a solicitarlo y a ganarlo. Permitamos que el amor, la salud y el dinero fluyan desde nuestro interior hacia los demás y de los demás hacia nosotros…

Rompe las cadenas de la esclavitud que te tienen atrapado y empieza a caminar hacia una verdadera prosperidad en tu vida. Muevete. Ser prospero esta en tu propia eleccion y decision. Es un camino que TU puedes elegir!

Gracias por darme la oportunidad de expandirme y de llevar una luz de libertad a tu vida. Espero poder contribuir a tu prosperidad con estos aportes y conocimientos que te transmito a traves de este medio.

En un proximo post compartire contigo la forma en que puedes liberarte y atraer la prosperidad a tu vida hoy!

A tu servicio siempre,

Fortuna.
Directora y Fundadora de Escuela de Prosperidad Shri Sama

P.D. Comparte este articulo y contribuye con la prosperidad de otros. Gracias.

Leer Más